SÜDPACK adquiere la empresa LPF

El 1 de febrero de 2021 se hará efectiva la compra de LPF Flexible Packaging B.V. (“LPF”), del Grupo Clondalkin, por parte de SÜDPACK. Esta empresa con sede en Grootegast, en los Países Bajos, es fabricante líder de films de alta barrera para productos sensibles. LPF fue fundada en 1907 y cuenta con una larga experiencia en el desarrollo y la producción de materiales de envasado. Para SÜDPACK, esta adquisición supone un nuevo y significativo paso en su hoja de ruta para un crecimiento sostenido.

 

LPF formaba parte desde 2005 del Grupo Clondalkin, que en 2016 pasó a ser propiedad de la entidad neerlandesa Egeria, gestora de capital privado. Una de las competencias principales de LPF es el desarrollo y la producción de compuestos laminados dobles y triples con o sin impresión para envases destinados a aplicaciones muy exigentes, que deben aportar una inmejorable protección del producto y ofrecer una mayor durabilidad. LPF abastece principalmente a la industria de envasado de productos alimenticios, farmacéuticos y técnicos. Su cartera de clientes incluye a marcas internacionales de primer orden.

Además de recurrir a su profundo conocimiento del producto y de todo el ramo, LPF utiliza sus numerosos recursos de desarrollo técnico y empresarial a la hora de implementar su estrategia. Asimismo, la empresa cuenta con un excelente parque de maquinaria con la correspondiente infraestructura, y dispone de un departamento técnico especializado perfectamente equipado. Con el fin de asegurar una producción eficiente, todos los procesos de LPF están expresamente enfocados a fabricar films laminados de alta calidad.

“Valoramos la gran experiencia en labores de desarrollo y el conocimiento del mercado que aporta LPF. Por ello, tenemos previsto que la sede de Grootegast asuma el papel de centro de competencia de laminados de alto rendimiento dentro del Grupo SÜDPACK. El objetivo que perseguimos con esto es ampliar aún más el ‘know-how’ y las prestaciones de SÜDPACK para desarrollar y producir laminados de alto rendimiento adecuados a las más diversas aplicaciones. Esto nos permitirá abastecer a mercados atractivos con potencial de crecimiento y acceder a otros nuevos”, afirma Erik Bouts, portavoz de la Dirección de SÜDPACK.

Las actividades de LPF proseguirán sin solución de continuidad tras la adquisición de la empresa. SÜDPACK asumirá a toda su plantilla de personal. Asimismo, los clientes de LPF seguirán siendo atendidos por la anterior organización comercial, que además se encargará de impulsar la gestión de nuevos mercados.

La producción de laminados HPL de SÜDPACK que hasta ahora se fabricaban en Ochsenhausen (Alemania) y Bioggio (Suiza) permanecerá en estos mismos centros.

Jacco Thijen, Director Ejecutivo de LPF, valora muy positivamente la incorporación al Grupo SÜDPACK: “En los últimos cuatro años, LPF ha logrado generar un importante crecimiento en el ámbito de los envases flexibles gracias al apoyo de Egeria. Ahora hemos encontrado en SÜDPACK un nuevo socio inversor que convence por su gestión empresarial sostenible y su estrategia de crecimiento a largo plazo. Sin duda, saldremos ampliamente beneficiados de las cualidades y las competencias clave de SÜDPACK. Nosotros, por contrapartida, aportaremos nuestra propia base de conocimientos. Por todas estas razones, nuestro equipo al completo está enormemente ilusionado con esta cooperación”.

El proceso de integración de LPF en SÜDPACK va a dar comienzo de inmediato. Erik Bouts, Director Ejecutivo de SÜDPACK, está convencido de que “este equipo altamente motivado se integrará enseguida, ya que comparte con nosotros los mismos valores y visiones. Al fin y al cabo, todos queremos lo mismo: desarrollar siempre la mejor solución posible para cada requisito planteado por el cliente”.