Gran avance en la reciclabilidad de plásticos

El 2 de febrero salió de la planta piloto de RECENSO (Ennigerloh, Alemania) el primer camión cargado con crudo recuperado por reciclaje químico a partir de materiales aportados por SÜDPACK. El objetivo de la cooperación estratégica es obtener cantidades industriales de materias primas a través del método CARBOLIQ, que permite extraerlas de materiales que hasta ahora no eran reciclables por vía mecánica. Con ello, la industria del envasado consigue cerrar nuevos círculos.

 

Este acontecimiento tan señalado va a tener una gran repercusión. Es la demostración por parte de SÜDPACK y sus socios RECENSO y COUNT de que los materiales procedentes de la producción de films no deben considerarse desechos, ya que pueden ser recursos aprovechables.

El reciclaje químico permite tratar films compuestos mixtos, multicapa o contaminados que hasta ahora no se podían reciclar mecánicamente con objeto de obtener sustancias químicas básicas de alta calidad. Así, este método contribuye a preservar recursos. A su vez, los plásticos obtenidos de esta manera pueden emplearse para fabricar films de alto rendimiento destinados al envasado de productos delicados que requieren un alto nivel de calidad e higiene, como suele ocurrir en el sector alimentario, por ejemplo.

Como fabricante líder de estos films de alta tecnología, la empresa SÜDPACK se siente especialmente comprometida por mejorar la sostenibilidad. Al apostar por la cooperación con RECENSO, especialista en la recuperación de materias primas, SÜDPACK persigue un claro objetivo a largo plazo: perfeccionar la tecnología del reciclaje químico y consolidar en el mercado este procedimiento como alternativa de reciclaje. Su propósito es utilizarlo para cerrar circuitos de materiales y para cumplir las rigurosas cuotas de reciclaje vigentes para la industria del envasado. Al mismo tiempo, este método juega un papel esencial a la hora de optimizar la gestión de materiales de SÜDPACK y alcanzar las metas de neutralidad climática.

“En SÜDPACK somos muy conscientes de nuestra responsabilidad ecológica y social, y nos sentimos responsables de nuestros materiales de envasado durante todo su ciclo de vida”, afirma Johannes Remmele, socio de SÜDPACK. “En consonancia con esta actitud, otorgamos una gran importancia a poder reciclar adecuadamente estos materiales después de su uso. Con ello queremos realizar una aportación sustancial a la economía circular, la descarbonización y la reducción del CO2.

El 2 de febrero de 2021, por consiguiente, marca un hito importante para SÜDPACK y sus socios de reciclaje, pero también para la industria del envasado al completo. Esta cooperación se propone demostrar que el envasado sostenible puede y debe ser económico. “El reciclaje químico es, a nuestro parecer, una propuesta eficaz. Además, el método de balance de masas del sector energético, que ya cuenta con la aceptación de los consumidores, constituye un procedimiento viable para utilizar los productos obtenidos por reciclaje químico como materias primas para el procesamiento industrial de plásticos”, añade Johannes Remmele.

Más informatión